Cambio de titular de la luz en contratos de empresas

Al igual que cuando nos mudamos a un piso nuevo, cuando una empresa o negocio cambia de oficinas o de local comercial, ya sea de compra o alquiler, es esencial hacer un cambio de titular de los suministros.

En este artículo te contamos el trámite que hay que hacer para cambiar la titularidad de un contrato de la luz en el caso de los suministros eléctricos a empresas y negocios.

# ¿Qué efectos tiene un cambio de titularidad del contrato de la luz?

Como cualquier otro contrato, el contrato de un suministro eléctrico es un documento importante que certifica la relación entre las comercializadoras eléctricas y los usuarios a los que venden sus servicios. Gracias a los contratos de suministro eléctrico, el consumidor puede ejercer sus derechos y asume una serie de responsabilidades.

Por lo tanto, cuando una empresa se muda a unas nuevas oficinas o local comercial, es vital que realice un sencillo trámite con la comercializadora eléctrica para cambiar la titularidad del contrato. Es una forma de informar a la compañía eléctrica sobre quién es el beneficiario de sus servicios (y responsable de pagar las facturas). Del mismo modo, la empresa que conste en el contrato será la única con derecho a gestionar el contrato con la comercializadora y las condiciones de su suministro eléctrico.

Cuando realices el cambio de titularidad, serás el “propietario” de tu suministro eléctrico y esto te permitirá solucionar cualquier problema que puedas tener, además de poder cambiar de tarifa, aumentar o disminuir la potencia contratada y cambiar de comercializadora, incluso.

Hay tres cosas aspectos que tener en cuenta a la hora de solicitar un cambio de titularidad de un contrato de la luz:

  • El nuevo titular es el responsable de solicitar el cambio.
  • El único responsable de las facturas es el titular del contrato.
  • Se trata de un trámite completamente gratuito.

No hay que confundir un cambio de titular con una solicitud de alta de suministro. Un alta se realiza cuando en un local no existe un punto de suministro vinculado a una comercializadora. Un cambio de titular, en cambio, se hace cuando ya existe un punto de suministro dado de alta, pero se quiere traspasar la responsabilidad del contrato a otra empresa.

# Trámites asociados

Una vez que una empresa se ha instalado en un nuevo local, lo más normal es que se centre en su actividad y olvide casi por completo su vinculación con la comercializadora eléctrica, excepto cuando toca pagar las facturas de la luz.

Por este motivo, cuando se realiza un cambio de titularidad del contrato de la luz, es un buen momento para aprovechar y hacer otras gestiones. Puestos a cambiar el titular del contrato, puedes adaptar tu suministro a tus necesidades.

En este sentido, pregúntate si tu empresa necesita:

  • Aumentar o disminuir la potencia contratada. Puede que en el local u oficina donde hayas trasladado tu negocio antes hubiese otro tipo de empresa muy distinta a la tuya. Si este es el caso, revisa qué potencia tenían contratada, ya que es posible que debas aumentarla para cubrir tus necesidades o disminuirla para ahorrar un poco en las facturas.
  • Cambiar la tarifa eléctrica. Desde la aplicación del nuevo sistema tarifario, existen distintas tarifas para empresas o puntos de suministro con una potencia mayor a 10 kW. Infórmate bien de las tarifas que te ofrece tu comercializadora para adaptar tu contrato lo máximo posible, y en caso de que tu compañía no te ofrezca nada interesante…
  • Cambiar de comercializadora. Existen muchas comercializadoras eléctricas en España y alguna de ellas ofrecerá una tarifa que le vaya como anillo al dedo a tu empresa.

Ten en cuenta que cambiar de titular del contrato de la luz es una gestión totalmente gratuita y, en cambio, estos otros trámites que te hemos propuesto sí pueden conllevar algunos gastos adicionales.

# ¿Cómo realizar un cambio de titular del contrato de la luz?

Hacer un cambio de titular del contrato de la luz es una operación muy sencilla. Para empezar el trámite, deberás contactar con la comercializadora responsable actualmente de tu punto de suministro. Si no sabes cuál es, lo puedes descubrir con una factura anterior que te puede facilitar el antiguo propietario del local o el arrendatario, en caso de que estés en un local de alquiler.

Las comercializadoras ofrecen varios canales para que sus clientes puedan realizar este tipo de gestiones:

  • Teléfono.
  • Página web.
  • Aplicación móvil.
  • Oficinas físicas.

Da igual la opción que elijas, el trámite será el mismo.

# Documentación necesaria

Cuando vayas a empezar la gestión, prepara estos documentos que te apuntamos a continuación, ya que te los pedirán para hacer el cambio de titular.

  • Datos del anterior titular.
  • Datos del nuevo titular. Al tratarse de una empresa, deberemos facilitar el CIF.
  • Código CUPS. Puedes encontrarlo en una factura anterior o en el mismo contador.
  • Dirección exacta del local u oficina.
  • Número de cuenta bancaria donde se cobrarán las facturas.

Además, algunas comercializadoras pueden pedirte documentación adicional:

  • Documento de constitución de la sociedad.
  • DNI del representante legal.
  • CIF de la empresa.
  • Poder de firma.

# Plazos

Como todas las gestiones, un cambio de titularidad en un contrato de suministro eléctrico suele llevar unos días en hacerse efectivo. En este caso, cuenta que va a tardar entre 15 y 20 días hábiles, desde el momento en que hayas solicitado el cambio de titularidad y la comercializadora haya recibido toda la documentación necesaria.

# Costes

Realizar un cambio de titular del contrato de la luz es un trámite completamente gratuito. Se trata de una gestión para que ambas partes sepan qué derechos y obligaciones tienen, así que la comercializadora está tan interesada como tú en hacerlo efectivo y, por ello, no te van a cobrar nada.

Si eres dueño de una empresa y has cambiado de local comercial u oficinas, no olvides prestar atención a los detalles de tus suministros. Te recomendamos que hagas estas gestiones nada más entrar en el nuevo local, antes de que la actividad de tu empresa haga que se te olvide.