Instalar placas solares en Sevilla

La capital andaluza y toda su provincia son sinónimos de luz, calor y muchas, muchas horas de sol al año. Concretamente, Sevilla cuenta con un promedio anual de 3.526 horas de radiación solar. Aprovechar semejante capital solar para optimizar nuestro consumo y reducir nuestra factura de luz es una buena idea que muchos consumidores ya han llevado a la práctica.

En este artículo, te contamos las ventajas que ofrecen las diversas administraciones para proceder a la instalación de placas solares en Sevilla y cómo calcular los diferentes parámetros que nos permitirán conseguir el mayor rendimiento.

# Ventajas de instalar una instalación de placas solares en Sevilla

Sin duda, la principal ventaja que ofrece Sevilla son las horas de calor y luz que se extienden casi interminables durante la mayor parte del año. Aunque, si a ello le sumamos las posibles ayudas y bonificaciones que se pueden obtener de las administraciones locales, autonómicas y estatales, los beneficios son incuestionables.

Las principales bonificaciones para promover la instalación de sistemas de autoconsumo en Sevilla son municipales y se aplican sobre los impuestos de ámbito local: el IBI y el ICIO.

En ambos casos, son los ayuntamientos quienes establecen el porcentaje a bonificar y durante cuántos años puede aplicarse dicha bonificación, en el caso del Impuesto Sobre Bienes Inmuebles, ya que el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras solo se paga una vez.

La Ley Reguladora de las Haciendas Locales contempla una bonificación máxima del IBI del 50 %, mientras que el ICIO ofrece bonificaciones de hasta un 95 %, según el municipio. Al ser bonificaciones de carácter local, debes consultar con el ayuntamiento del lugar donde se ubique la instalación solar.

Además de las bonificaciones municipales, cada cierto tiempo se suelen ofertar convocatorias de ayudas autonómicas para el fomento del uso de energías renovables. Estas ayudas no siguen pautas fijas y tienen una duración limitada sujeta al total del presupuesto destinado. Por ello, hay que estar pendiente de las comunicaciones administrativas o, mejor, realizar la instalación con una empresa de profesionales que tenga un servicio de asesoramiento y consulta para la tramitación de permisos, licencias y solicitud de subvenciones.

# Cómo debe ser la orientación y la inclinación de las placas solares en Sevilla

Para conseguir el máximo rendimiento de una instalación de placas solares, debes considerar tres aspectos fundamentales:

  • La ubicación de la instalación.
  • El periodo del año con mayor demanda energética.
  • El diseño de la cubierta y la existencia de elementos que minimicen la producción.

En base a los dos primeros factores, calcularemos el denominado ángulo azimutal, que es la orientación más correcta para tu instalación. Respecto al tercero, solventaremos al máximo las posibles sombras que puedan perjudicarnos.

# Cómo saber cuál es la orientación más idónea para instalar placas solares en Sevilla

La orientación ideal para una instalación solar situada en Sevilla es hacia el sur.

La mayor producción se produce cuando los rayos del sol inciden de manera perpendicular en la superficie, es decir, la mejor orientación es siempre hacia el sur, de manera que los rayos solares inciden de forma perpendicular respecto a la superficie.

Cuando ello no es posible, tendremos que desviarnos unos cuantos grados suroeste o sureste. En principio, si la desviación es inferior a 45º con respecto al sur, la merma de producción no será mayor de un 1 a un 3 %. Cuanto más nos veamos obligados a desviarnos, más bajará el rendimiento de la instalación. Por ejemplo, una orientación de 90º respecto al sur, es decir, con las placas encaradas hacia el este u oeste, podría significar una pérdida cercana al 30 %.

# Cómo saber cuál es la inclinación más adecuada para instalar placas solares en Sevilla

El ángulo de inclinación de las placas solares debe ser menor cuanto más cerca esté del ecuador la latitud de la ubicación. En España, el ángulo más correcto se sitúa entre los 40º de inclinación en las zonas más septentrionales del país y los 20/25º de inclinación en los lugares situados más al sur.

También debemos considerar cuándo nos interesa tener la mayor producción. Si realizamos un consumo estable o nuestro consumo es mayor en invierno, tomaremos como referencia la inclinación más adecuada para el mes de diciembre, cuando la altura del sol sobre el horizonte es la mínima anual, y a esta cota le sumaremos 18 grados. En caso contrario, si queremos optimizar el rendimiento en verano, deberemos restar esos 18 grados. Por norma general, la inclinación óptima en Sevilla está en 30 grados.

La cubierta también condiciona la orientación y la inclinación. En esos casos, se busca equilibrar el rendimiento y la estética, aun renunciando a un porcentaje de producción.

# El control de las sombras en tu instalación de placas solares

Para conocer mejor las posibles sombras que pueden proyectarse en la instalación, debemos observarlas en invierno, cuando las sombras son más alargadas. Si no se proyectan sombras en esta época, es difícil que se den el resto del año.

En ocasiones, es imposible evitar todas las sombras. En esos casos, es muy recomendable instalar optimizadores de energía, que se integran en cada panel y evitan que la pérdida de rendimiento de una o más placas afecte a todo el sistema.

# En cuántos años se amortiza una instalación de placas solares en Sevilla

Sevilla es una provincia privilegiada que disfruta de muchas horas de sol anuales. Para estimar cuánto tiempo es necesario para recuperar la inversión en una instalación de autoconsumo, debemos considerar estos puntos:

  • Tecnología de la placa fotovoltaica.
  • Temperatura de la ubicación.
  • Irradiación solar por zona geográfica.
  • Orientación e inclinación de la instalación.

El tiempo medio de amortización de una instalación de placas solares en Sevilla es de 5 a 7 años.

Aprovechar las horas de sol para generar nuestra propia energía y apuntarnos al desarrollo sostenible es una buena decisión. Confiar en una empresa que se encargue de todos los pormenores, desde el diseño hasta la instalación, pasando por la tramitación de licencias y solicitud de posibles ayudas, es el mejor modo de hacerlo realidad.