Instalar placas solares en Mallorca

Mallorca, y las Islas Baleares en general, es uno de los lugares de España con más horas de luz solar a lo largo del año. Este es un aspecto fundamental para asegurar un buen rendimiento de una instalación de placas solares y, es por ello que, Mallorca es un lugar perfecto para invertir en energía fotovoltaica.

No solo las condiciones climatológicas son ideales en esta isla, sino que además, el Govern de les Illes Balears cuenta con unas buenas condiciones en cuanto a subvenciones en la instalación de placas solares para el autoconsumo. Es más, la comunidad autónoma balear ha iniciado un proyecto de apoyo a la expansión de la energía solar en las islas y, para el año 2022, se quiere incrementar el mix eléctrico en un 7,5 %.

En este artículo te contamos todo lo que tienes que saber antes de instalar placas solares en Mallorca: qué horas de sol anuales recibirá tu instalación, cuál es la inclinación ideal que deben tener los paneles, qué ayudas y subvenciones facilita el gobierno balear y muchos otros datos de interés.

# Ventajas de instalar placas solares en la provincia de Mallorca

Gracias al clima mediterráneo que se disfruta en las Islas Baleares, regiones como la isla de Mallorca gozan de unas temperaturas templadas durante todo el año. La situación geográfica en medio del mar Mediterráneo provoca que haya poca precipitación en las islas, sobre todo en los meses de verano.

# Horas de sol anuales

En las Baleares hay una media de 2.700 de horas de sol anuales, y Mallorca, concretamente, puede contar con hasta 3.000 horas de sol al año. Esto equivale a unos 300 días de sol de los 365 que tiene el año, así que el rendimiento de las placas solares es prácticamente constante.

Además, no solo la cantidad de horas de sol, sino también la radiación solar que tiene Mallorca es un factor determinante en cuanto a eficiencia fotovoltaica. La radiación se encuentra entre los 1.800 y los 1.900 kWh/m2.

Esto significa que, por cada metro cuadrado de placa solar expuesta al sol durante todas las 3.000 horas de sol, obtendremos este valor de kWh anualmente. Y, dependiendo del número de placas solares con que cuente una instalación, este número se puede multiplicar hasta obtener los 10.000 kWh anuales que necesitan la mayoría de las casas.

Así pues, podemos afirmar que una instalación de placas solares en Mallorca tiene un gran potencial de generación de energía fotovoltaica, gracias al clima suave y la gran cantidad de horas de sol anuales.

# Inclinación y orientación de las placas en Mallorca

Para garantizar un máximo rendimiento de una instalación de placas solares, es muy importante tener en cuenta una serie de cuestiones a la hora de instalar los paneles solares. Uno de estos aspectos es la inclinación y orientación de las placas.

En el caso de Mallorca, los valores ideales son los siguientes:

  • Orientación: Sur
  • Inclinación: 35 grados

# Precios y amortización de la instalación

Según el tamaño de la instalación produciremos más o menos energía, pero debemos tener en cuenta la inversión inicial que supone en cada caso. A continuación, te damos precios medios aproximados de una instalación solar en función de su tamaño:

  • Instalación pequeña (5 placas): 4.400 euros.
  • Instalación mediana (10 placas): 5.900 euros.
  • Instalación grande (15 placas): 7.200 euros.

Es difícil establecer un precio exacto de cuánto cuesta una instalación fotovoltaica, ya que dependerá de muchos factores en cada caso particular y de las necesidades que busque cubrir cada usuario con su instalación.

Los factores que influyen en el precio final de un proyecto fotovoltaico de autoconsumo son los siguientes:

  • La calidad de las placas, los inversores, los cables y el resto de los elementos.
  • La complejidad de la estructura.
  • Las tasas de registro y legalización de la instalación, que varían en cada comunidad autónoma.
  • La mano de obra de la empresa instaladora.
  • El tamaño de la instalación.

# Compensación de excedentes

La compensación de excedentes es una de las grandes ventajas que pueden ayudar a rentabilizar la inversión de una instalación fotovoltaica. Puesto que no siempre se consume la electricidad producida por las placas de forma instantánea, las instalaciones de autoconsumo conectadas a la red general de electricidad pueden optar por dos opciones a la hora de administrar los excedentes de su producción.

  • Almacenar esa energía en baterías para su consumo posterior, y así gastar menos electricidad de la red.
  • Verter los kilovatios sobrantes a la red general y recibir una compensación económica en las facturas de luz.

Esto es un gran aliciente para aportar energía limpia al sistema eléctrico y, además de ser una forma de ahorrar en electricidad, también ayuda a amortizar la inversión más rápidamente.

# Ayudas y subvenciones en Mallorca

Otro factor que incide en la recuperación de la inversión es el sistema de ayudas que ofrece cada territorio, puesto que es una manera de reducir el gasto mediante subvenciones públicas.

En las Islas Baleares existen subvenciones para la instalación de placas solares que cubren, principalmente, bonificaciones sobre los impuestos IBI e ICIO, pero también existen algunas ayudas autonómicas puntuales.

  • Bonificación sobre el IBI: de hasta un 50 % durante 1 o más años, en función de la localidad en la que se encuentre la instalación.
  • Bonificación sobre el ICIO (Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras): la mayoría de los municipios de Mallorca cuentan con un descuento del 95 % sobre este impuesto, con la excepción de Llucmajor y Felanitx, donde se descuenta un 50 %, y Pollença, con una bonificación del 75 %.
  • Reducción del IRPF: Los contribuyentes podrán deducir el 50 por ciento del importe de las inversiones que mejoren la calidad y la sostenibilidad de las viviendas.
  • Ayudas autonómicas: el Gobierno Balear dispone de ayudas autonómicas que se publican de forma temporal para fomentar el autoconsumo fotovoltaico. Aunque no suele ser fácil acceder a estas ayudas, puesto que dependen de un presupuesto limitado y hay que cumplir con una serie de requisitos, pueden representar una gran ayuda al autoconsumo, tanto residencial como colectivo.

Dentro de las Baleares, Mallorca es una de las islas con más facilidades a la hora de instalar placas solares para el autoconsumo, puesto que el ayuntamiento de Mahón, por ejemplo, cuenta con un generoso sistema de subvenciones.

Recuerda que estas ayudas pueden ir variando a lo largo del tiempo y ser distintas en función del municipio en el que te encuentres, por lo que es importante que consultes en cada caso las ayudas que tienes disponibles para tu instalación solar.

# Empresas instaladoras y legalización

Es importante no olvidar que, una vez realizada la instalación de placas solares, es necesario pasar por un proceso de trámites para legalizarla.

Estos trámites varían según cada municipio y, en muchas ocasiones, es necesario pedir permiso con anterioridad, presentando un plan de la instalación. Para evitar problemas con estos temas más burocráticos y técnicos, nuestra recomendación es que cuentes con una empresa que sea experta para que se encargue de todos los trámites, además de la propia instalación.

Con todo, si vives en Mallorca y estás pensando en instalar un sistema fotovoltaico para ahorrar en electricidad y contribuir a un planeta más limpio, ahora ya tienes todas las claves para empezar. Recuerda que es una inversión que se amortiza en pocos años y que te permitirá disfrutar, para siempre, de energía limpia, gratuita y autoproducida.