¿Cada cuánto tiempo se hace la lectura del contador de la luz?

¿Quieres saber quién tiene la obligación de tomar la lectura del contador y cada cuánto tiempo? En este artículo te explicamos cómo realizar la lectura del contador, ya sea en equipos digitales o analógicos. Además, te explicamos qué son las lecturas estimadas y cuándo se realizan.

# ¿Qué es la lectura del contador de la luz?

La lectura del contador de la luz es una gestión necesaria para que la compañía comercializadora pueda realizar la facturación de la electricidad consumida en cada periodo. Además, los consumidores pueden tener acceso a esta lectura para conocer la evolución de su consumo.

Hace años, lo habitual era que los clientes facilitaran la lectura del contador a la compañía, pero hoy día ¿quién lee el contador de la luz?

La generalización de los contadores digitales ha hecho que este proceso se haga de manera automática. No obstante, en algunas situaciones todavía es necesario tomar la lectura manualmente. Por ejemplo:

  • Si tienes un contador analógico
  • Si la compañía no puede tomar la lectura automáticamente por algún motivo
  • Si quieres facilitar la lectura para evitar facturas con lecturas estimadas
  • Si no estás de acuerdo con el importe facturado

# ¿Quién lee el contador de la luz?

La empresa distribuidora de cada zona es la encargada de tomar la lectura del contador. Después, la distribuidora envía los datos a la comercializadora de cada titular para que esta realice la facturación.

Cuando es el propio cliente el que debe leer el contador de la luz, las comercializadoras ponen a su disposición diversos canales para enviar la información. Normalmente, estos datos se pueden proporcionar por teléfono, a través del área de usuario de la página web o por correo electrónico.

# La lectura según el tipo de contador

La lectura del contador será diferente según el punto de suministro tenga un contador analógico o digital. En el primer caso será una lectura estimada y en el segundo será una lectura exacta.

# La lectura de un contador analógico

Hace unos años se puso en marcha un Plan de Sustitución de Equipos de Medida, mediante el cual las distribuidoras se comprometieron a sustituir los contadores analógicos por digitales antes de 2019. No obstante, es posible que algunas instalaciones aún tengan un contador antiguo.

Si todavía tienes un contador analógico, la lectura la puedes hacer tú mismo o un técnico de la compañía. En este tipo de contador, las cifras se muestran en unos discos giratorios que avanzan a medida que aumenta el consumo.

El procedimiento es tan sencillo como anotar los números visibles. Si por algún motivo no es posible tomar la lectura, la compañía eléctrica puede hacer lecturas estimadas del contador. En este caso, se emite una factura basada en los consumos anteriores.

# La lectura de un contador digital

Los contadores de luz digitales o inteligentes cuentan con un sistema de telegestión. Esta tecnología permite a la distribuidora tomar la lectura real sin necesidad de enviar un técnico al punto de suministro.

Además de resultar más práctico para los consumidores, este tipo de contador tiene otras ventajas:

  • Pueden registrar el consumo eléctrico por tramos horarios.
  • La lectura se hace de forma remota, sin la intervención de un técnico ni de los usuarios.
  • Miden la energía reactiva producida por algunos equipos, aunque no se transforme en energía útil.

Aunque es muy poco probable, puede ocurrir que se produzca alguna incidencia en las mediciones. En esa situación, la empresa podría hacer una lectura estimada.

Si necesitas tomar la lectura del contador digital tú mismo, el procedimiento es sencillo:

  • Pulsa el botón frontal o lateral del contador.
  • Busca el código 1.18.1. El número que ves junto a ese código indica el consumo durante el periodo punta.
  • Busca el código 1.18.2. El dato que aparece junto a ese código es el consumo durante el periodo llano.
  • Busca el código 1.18.3. La cifra que se muestra es el consumo durante el periodo valle.

Después de anotar los consumos, puedes enviarlos a la compañía eléctrica a través de los canales habilitados para ello.

Muchas empresas tienen formularios online dentro del área de cliente de su página web. Tan solo tienes que acceder con tu usuario y contraseña y seguir las instrucciones.

# ¿Cada cuánto es la lectura del contador?

La frecuencia de la lectura del contador puede ser mensual o bimestral, según el tipo de contador. Si tienes un contador analógico, la lectura se realiza cada dos meses. Por el contrario, si el contador es digital, la lectura se realiza generalmente cada mes.

No es obligatorio que el usuario registre la lectura de su contador. Es una opción solo cuando se produce algún fallo, en caso de discrepancias o para garantizar que la facturación se vaya a realizar sin lecturas estimadas. Para que la compañía pueda aplicar tu lectura manual a la factura, tendrás que enviarla antes de que comience el periodo de facturación.

Antes de enviar la lectura de tu contador a la compañía, debes tener en cuenta que la lectura del técnico tiene prioridad sobre las de los usuarios.

Ten en cuenta que algunas comercializadoras realizan períodos de facturación que no coinciden con las fechas de lectura. Por ejemplo, empresas que facturan por meses naturales. En estos casos, la comercializadora puede realizar una lectura estimada a final de mes, teniendo en cuenta la lectura real recibida durante el mes por la distribuidora y el histórico de consumo del cliente.

Finalmente, recuerda que si la compañía no recibe la lectura del contador por ninguno de los medios habituales (de forma remota, a través de un técnico o facilitada por el usuario) enviará una factura estimada. La factura estimada tendrá un importe basado en tus consumos anteriores.

Esperamos que esta información te haya resultado útil para saber cada cuánto se realiza la lectura del contador, quién lee el contador de la luz y qué son las lecturas estimadas.