El consumo del standby o consumo fantasma

Hoy te proponemos un pequeño juego. Da una vuelta por las habitaciones de tu casa y comprueba cuántos aparatos y dispositivos electrónicos tienes enchufados sin que estén en uso. En el salón, el televisor, alguna consola o decodificador, el router o un equipo de música; en la cocina, el horno, la cafetera eléctrica o el microondas; en el despacho, el portátil, la impresora o los altavoces del ordenador, y, en varias estancias, cargadores de móvil permanentemente conectados a la red.

¿Cuántos aparatos has encontrado enchufados con el piloto iluminado o el reloj digital en marcha? ¿El horno? ¿El micro? ¿Varios cargadores? Bienvenido al consumo fantasma, también conocido como standby.  Según datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), este consumo puede llegar a suponer más del 10 % del consumo energético de tu hogar.

En este artículo te explicamos cuánto consumen los aparatos eléctricos cuando no están funcionando y te damos algunos consejos para que ahorres un poco más en tu factura de la luz.

# Standby: cuando el modo espera, desespera

El standby o consumo fantasma es el que realizan los diversos electrodomésticos, entendiendo por electrodoméstico cualquier aparato o dispositivo de uso casero, cuando no se están usando pero siguen enchufados a la red. La mayoría de ellos cuenta con un piloto luminoso que indica que siguen conectados. Es el caso del horno de la cocina o el microondas, que suelen contar con un reloj digital; la lavadora, cuyo botón parpadea hasta que situamos el mando en posición de apagado, o el televisor, cuando solo lo apagamos desde el mando. Otros dispositivos ni siquiera cuentan con un chivato y no son pocas las ocasiones en las que nos olvidamos de desconectarlos. Un caso que se repite en todas las casas es el de los cargadores de móvil.

Estos «pequeños» consumos que pasan desapercibidos son los culpables de incrementar nuestra factura de la luz entre 40 y 70 euros anuales, una cantidad nada despreciable que es mejor gastar de otra forma.

Dicho de otro modo, el consumo fantasma supone unos 60.000 millones de euros por año en todo el mundo, según los cálculos de la Agencia Internacional de la Energía (IEA).

# Cuánto gastan los diversos electrodomésticos y aparatos que tenemos en casa

Te detallamos el consumo medio que supone dejar en standby algunos de los electrodomésticos que solemos tener en casa.

ELECTRODOMÉSTICO GASTO ANUAL
Microondas 6,00 €
Cafetera eléctrica 7,50 €
Televisor Entre 5,00 y 9,00 €, según tamaño y tecnología
Ordenador 7,50 €
Monitor 1,50 €
Impresora 12,00 €
Altavoces 4,50 €
Router 12,00 €
Decodificador digital 7,45 €
Decodificador satélite 12,00 €
Consola 6,00 €
Cadena de música 9,00 €
Teléfono inalámbrico 6,00 €
Radio despertador 11,00 €

Como en la mayoría de los hogares españoles muchas veces hay más de un ordenador, una consola u otros dispositivos, el gasto es aún mayor.

# Ideas para reducir el consumo fantasma

Como ves, son muchos los aparatos que nos vampirizan el consumo energético y hacen que paguemos de más en la factura de la luz. Te damos algunas ideas para echar a estos vampiros y fantasmas de tu hogar.

  • Utiliza regletas. Enchufar varios dispositivos en una misma regleta facilita apagarlos cuando no se utilizan. Puedes enchufar juntos el televisor, el router, las consolas y el equipo de música. Hay algunas regletas que incorporan un interruptor por enchufe, de modo que, si quieres utilizar solo un aparato, puedes evitar el consumo de todos los demás. Eso sí, cuando no vayas a hacer uso de ningún dispositivo, acuérdate de apagar la regleta.
  • Desconecta los cargadores de móvil que no se estén usando. Estamos tan acostumbrados a dejarlos enchufados que ni lo pensamos. Acostúmbrate a sacar el cargador de la toma de corriente cuando cojas el móvil cargado.
  • No apagues el televisor desde el mando. Sabemos que es mucho más cómodo: sin levantarnos del sofá y con un solo clic apagamos la televisión. Mejor nos levantamos y la desconectamos del todo.
  • Si vas a estar fuera unos días, apaga y desenchufa el termo o la caldera eléctrica. Mientras no estás, no vale la pena que se quede encendida.
  • Si te vas de vacaciones un mes entero, vacía la nevera y desenchúfala.
  • Apaga el ordenador de sobremesa si vas a estar sin usarlo. Además del propio ordenador, evitarás el consumo de todos los periféricos que tienes conectados, como el monitor, los altavoces o la impresora.

Desconectar de la red todos los aparatos que no se usan tiene un doble beneficio: impides un consumo no deseado y alargas la vida de los dispositivos.

Dejar de generar un consumo fantasma no solo beneficia a nuestro bolsillo, también contribuye a reducir el impacto medioambiental que se produce durante la producción de energía eléctrica. Según cálculos de Red Eléctrica Española (REE), el standby de todos los aparatos de España es similar a la producción anual de una central nuclear.

Evitarlo está en nuestras manos. Gestos sencillos, como desenchufar un dispositivo de la red cuando no se está utilizando, representan un paso importante para ayudar al planeta y a tu bolsillo.