¿Cómo se calcula el precio del kWh?

Como seguro ya sabrás, en el mercado regulado de la luz, el precio del kWh varía cada hora de cada día del año. Su coste no se establece de forma aleatoria ni mucho menos, sino que depende de varios factores, como la oferta y la demanda en el pool energético del mercado eléctrico.

¿Quieres saber cómo se calcula el precio del kWh de hoy o qué factores influyen? Te lo contamos a continuación.

# ¿Cómo se calcula el precio del kWh en el mercado eléctrico?

El precio del kWh del mercado regulado está enmarcado, desde el año 2014, en una tarifa denominada PVPC (Precio Voluntario del Pequeño Consumidor), la cual está regulada por el Gobierno de España. Sin embargo, esta regulación de precios viene dada por el mercado mayorista o pool energético.

El pool energético no es más que el mercado en el que productores, distribuidores, comercializadores y consumidores negocian cada día el precio de la luz, teniendo en cuenta la disponibilidad de energías renovables y no renovables, así como la oferta y la demanda para cada hora del día. El operador independiente que se encarga de gestionar la compra/venta de energía en España y Portugal es el OMIE (Operador del Mercado Ibérico de Energía).

## ¿Cómo funciona el pool energético?

El pool energético o mercado mayorista de la electricidad funciona de forma similar a una subasta. Para conocer el precio del kWh de cada día y cada hora se abre una sesión diaria o mercado diario, en la que los vendedores y compradores realizan sus ofertas para intentar obtener el mejor precio según sus intereses.

A partir de la media de las ofertas de ambas partes se establece el precio de casación, que es el que permite obtener el precio del kWh durante el día siguiente. El OMIE es el organismo que hace de intermediario y el encargado de decretar el precio de casación, que se establece para cada hora de cada día.

Además de las sesiones diarias, también se celebran 6 sesiones intradiarias. En estas sesiones se ajustan algunos precios que ya habían sido preestablecidos en el mercado diario. Estas se convocan a lo largo del día anterior a la entrega de energía e incluso durante el mismo día de entrega. La cantidad de energía negociada es menor.

Cuando finalmente se establece un precio, el Gobierno suma a este una serie de tasas de acceso y costes regulados que sirven para mantener la red de distribución y transporte eléctrica española. Una vez se realizan las regulaciones, por fin se puede conocer el precio del kWh de mañana.

# ¿De qué depende el precio del kWh en el pool energético?

El precio de la electricidad resulta ser muy volátil según la hora del día, pues puede variar, por ejemplo, entre los 0,10 €/kWh durante las horas valle y los 0,26 €/kWh durante las horas punta.

¿Por qué el precio del kWh es tan volátil? Bien, existen diversos motivos y todos vienen dados por la negociación que se produce en el pool energético a diario.

Por un lado, tenemos el factor oferta y demanda. Las comercializadoras y las distribuidoras necesitan energía para cubrir la demanda de sus clientes, la cual suele aumentar durante las horas punta.

Por otro lado, está el tema de la escasez de las energías renovables. En España, existe una gran producción de energía eólica e hidráulica que es barata de producir y, por lo tanto, el precio medio de compra es también menor. Si hay días lluviosos o con mucho viento, estas abundan. Si, por el contrario, se prevén días secos o sin viento, estas energías escasean y hay que comprar energías generadas con materias primas no renovables como el gas o el carbón, lo que hace que el precio del kWh aumente, ya que son mucho más caras de producir.

Al precio de la energía que consumimos hay que sumarle el IVA, que aumenta el coste de nuestra factura en un 21 %, aunque existe una rebaja temporal de este impuesto al 10% hasta final de 2021. También hay que sumar los costes regulados por el uso de las redes de transporte y distribución de la electricidad, los cuales suponen el 41 % del coste total. El precio de la energía supone, al final, el 38 % de la factura.

# Mercado libre, la alternativa al precio del kWh

Estos y otros factores te afectarán directamente si tienes la electricidad contratada en el mercado regulado. Los consumidores que no quieren estar pendientes del precio del kWh de hoy, o de ningún día, pueden optar por contratar su servicio eléctrico en el mercado libre, donde son las propias comercializadoras las que fijan los precios.

Gracias a esto, podemos obtener un precio fijo de kWh, así como otras tarifas con discriminación horaria diferentes a las que encontramos en el mercado regulado o incluso tarifas planas con las que pagar cada mes lo mismo. Según cuáles sean nuestras necesidades energéticas, contratar la luz en el mercado libre nos puede aportar un gran ahorro y una gran tranquilidad, ya que no estaremos expuestos a las subidas y bajadas de precio provocadas por el pool energético.